Itzuli


EL RETRATO DE PERSONAS Y PERSONAJES


Según distintos puntos de punto de vista recibe distintos nombres:

boto0102.gifProsopografía : Descripción de los rasgos físicos de la persona, de su apariencia externa.

boto0102.gifEtopeya: Descripción de rasgos psicológicos o morales del personaje: su manera de ser, de actuar, su carácter.

boto0102.gifRetrato: Descripción combinada de las características físicas y morales de la persona. Une la prosopografía y la etopeya.

boto0102.gifCaricatura: Descripción de rasgos físicos y morales de la persona presentada de manera exagerada, acentuando los defectos.


Procedimiento para describir a una persona
No centrase sólo en el aspecto físico, se debe intentar reflejar también su forma de ser y de actuar, sus sentimientos, sus costumbres su personalidad…
  1. Seleccionar y anotar los rasgos físicos que la caracterizan. Los rasgos más importantes son los que se refieren al rostro, al aspecto general, al vestido y al carácter. No acumular demasiados rasgos, sólo los más destacados.
  2. Mantener un orden al ir "dibujar" al personaje. Comenzar por lo general, después dar detalles concretos. Primero lo físicos, después las cualidades, la forma de actuar…
  3. Presentar al personaje en acción, en movimiento, le hace cobrar vida.
  4. Reflejar en las expresiones nuestros sentimientos hacia el personaje (ternura, admiración, aversión...).
  5. Elegir el tono de la descripción de acuerdo a nuestros intereses , registro o intención: tono serio, irónico, burlón…


SUSTANTIVOS Y ADJETIVOS PARA DESCRIBIR PERSONAJES

ASPECTO FÍSICO

Cara: ancha, rolliza, amplia, afligida, ascética, cuadrada, desconfiada, chupada, dulce, dura, castigada, confiada, endurecida, endurecida, curtida, triste, expresiva, fina, franca, fresca, impenetrable, inexpresiva, inteligente, jovial, larga, llana, llena, redonda, delgada, redonda, salvaje, seca, serena, severa, simpática, tranquila...

Frente: amplia, arrugada, baja, estrecha, inteligente, lisa, abombada...

Ojos: ausentes, bajos, azulados, concentrados, despiertos, duros, movedizos, fugitivos, impenetrables, inexpresivos, intensos, lagrimosos, maliciosos, muertos, negrísimos, nerviosos, redondos, serenos, soñadores, tiernos, turbios, triste, vivos...

Nariz: aguileña, chata, amplia, redonda, fina, larga, puntiaguda, recta, torcida...

Boca: fina, fresca, grande, dura, firme, pequeña, redonda, besucona, torcida, habladora...

Cuello: corto, fino, grueso, elegante, largo....

Dientes: alineados, blancos, amarillentos, torcidos...


Mejillas: rollizas, caídas, deshinchadas, hinchadas, redondas. Rudas, suaves, blandas, rojas, chupadas....

Labios: blanquecinos, estrechos, finos, grandes, herméticos, delgados, voluptuosos, sensuales....

Pestañas: espesas, largas, negras, claras, rizadas...

Cejas: arqueadas, espesas, gruesas, juntas, delgadas, separadas...

Color: pálido, rosado, albino, moreno, pelirrojo, ceniza, amarillento, blanquecino, aceitoso, bronceado, tostado, aceitunado, oscuro...

Cabellos: abandonadas, brillantes, sucios, castaños, rizados, cuidados, finos, sedosos, grasos, lisos, negros, ondulados, opacos, peinados, recogidos, rubios, desordenados, ásperos. Lustrosos...

Manos: ágiles, blancas, cálidas, rugosas, delicadas, finas torpes, firmes, grandes, gruesas, rudas, jóvenes, sensibles...

Piernas: delgadas, gruesas, enclenques, flacas, fuertes, secas, rechonchas, robustas....

Aspecto general: alto, atlético, bajo, robusto, corpulento, ligero, esbelto, delgaducho, nervioso, débil, firme, fuerte, gordo, ágil, deportivo, joven, canijo, torpe, maduro, meticuloso, barrigudo, flaco, delgado, viejo, sano, macizo, trabajador....

Vestido: chillón, abandonado, discreto, elegante, feo, bonito, pobre, sencillo, sofisticado...

Carácter: afable, alegre, antipático, atento, atrevido, serio, trabajador, atolondrado, educado, ingenioso, exigente, entusiasta, generoso, huraño, estúpido, extravagante, inexpresivo, listo, malhumorado, malicioso, mentiroso, gruñón, valiente, bobo, burlón, despierto, fantástico, fanfarrón, feliz, fiel, honrado, listo, chulo, presumido, desvergonzado, miedos, prudente, memo, zopenco, bruto, majadero, calmoso, confiado, contestatario, cobarde, culto, grosero, bárbaro, soez, chiflado, sabiondo, salvaje, sensato, sereno, serio, simpático, sincero, sociable, solitario, soso, soñador, cazurro, decidido, desordenado, divertido, dócil, idiota iluso, imbécil, insolente, inteligente, orgulloso campechano, rebelde, risueño, llorón triste, tímido, extrovertido...


ROSTRO Y PERSONALIDAD

FORMA GENERAL DEL ROSTRO

Diversos estudios ponen de manifiesto que ante una situación favorable la forma del organismo se dilata; mientras que ante circunstancias adversas se retrae o repliega sobre sí mismo. Esta forma de reaccionar se refleja fielmente en el semblante y permite establecer a grandes rasgos dos categorías físicas asociadas a otros tantos caracteres: el rostro ancho y el rostro estrecho.

  • ROSTRO ANCHO: Se muestra ancho y carnoso; la piel suele ser rosada y con frecuencia se enrojece, debido a la facilidad con la que la sangre fluye. Sus líneas son curvas y redondeadas. Presenta grandes ojos, amplia boca, labios carnosos y nariz voluminosa. Las personas que pertenecen a este grupo bordan la imagen del triunfador. Emprendedores e infatigables, tienen muy desarrollados sus instintos y les cuesta controlarlos; son sensuales, coléricos y combativos. Poseen mucha facilidad para desenvolverse socialmente y no soportan la soledad.

  • ROSTRO ESTRECHO: Es contraído y alargado. Los huesos son prominentes y marcados, dando lugar a facciones cerradas. Una circulación sanguínea insuficiente presta a la piel un tono pálido. Los ojos suelen aparecer hundidos y juntos, los labios delgados y la nariz estrecha.
Psicológicamente no gozan de la vitalidad del rostro dilatado, aunque suelen ser más constantes en su esfuerzo. Son personas de reacciones lentas, que controlan con rigor sus emociones. Su sobriedad social les granjea pocos amigos y un cierto regusto por la soledad.

LAS ZONAS DEL ROSTRO

Las distintas zonas del rostro son reveladoras. Se pueden establecer tres niveles:

  • Zona superior: la frente. Se considera la morada del pensamiento y la vida interior.

  • Zona media: nariz y pómulos. Constituyen la parte social y afectiva.

  • Zona inferior. Formada por la boca y la barbilla. Refleja lo instintivo.

De esta forma, la zona más desarrollada del semblante aporta pistas sobre la tendencia psicológica de cada persona.

  • La frente: Una frente amplia y despejada da prioridad a lo intelectual y suele ser el atributo de las personas inteligentes. Si se muestra más ancha en la parte superior denota un temperamento imaginativo; si la anchura predomina en la parte inferior, revela un agudo sentido de la observación. La frente recta indica fuerza física; la convexa o abombada es símbolo de una personalidad obstinada.

  • La mandíbula: La mandíbula prominente es propia de las personas instintivas, y cuando la cara se ensancha en su mitad revela un carácter eminentemente afectivo.

  • Las cejas: Las finas y escasas revelan falta de voluntad; las gruesas acompañan a decididos, activos y autoritarios. Cuando se juntan en el entrecejo hablan de celosos, susceptibles y apasionados. Las cejas largas son patrimonio de seres equilibrados con capacidad de esfuerzos continuados; las cortas revelan inestabilidad y ligereza. Cuando las cejas se encuentran muy próximas a los ojos manifiestan fuerza de voluntad y tenacidad, mientras que si están muy separadas hablan de un carácter débil, indolente y algo ingenuo.

  • Los ojos: Los pequeños delatan a inteligentes y activos; los grandes definen al sincero, soñador, comodón y egoísta; los redondos indican falta de vivacidad y lentitud; los almendrados pregonan a astutos, maliciosos y crueles; los hundidos denotan sentido crítico, inteligencia y carácter taciturno; los saltones son propios de receptivos, violentos e irascibles; los muy juntos retratan a los tristes, torpes e irritables, mientras que los muy separados revelan a los optimistas, abiertos y de buena memoria.